“OLVIDANDO PARA FRUCTIFICAR”

meditaciones | 25/09/2020 5:44 pm | Rosalba de Asprilla | 82

Por: Dámaris de Concepción

Génesis 41:51-52

51 Y llamó José el nombre del primogénito, Manasés; porque dijo: Dios me hizo olvidar todo mi trabajo, y toda la casa de mi padre. 52 Y llamó el nombre del segundo, Efraín; porque dijo: Dios me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción.

José, uno de los personajes más ilustres de la Biblia, pasó por mucho dolor y sufrimiento antes de llegar a ser el gobernador de Egipto. Sus sueños vividos eran burla aun de su padre, rechazado por sus hermanos, vendido como esclavo, acusado injustamente de intento de violación y por esta causa encarcelado. Pero el sufrimiento obró para hacerle fructífero.

Del viaje de José desde la tierra de sus padres a Egipto para cumplir su destino, llegó a ser primer ministro, en un tiempo determinante salvando a muchos incluyendo a su familia.

El resumen de su vida lo encontramos en el significado de los nombres de sus hijos, a su primogénito le llamó Manasés “olvidar”, y exclamó: Dios me hizo olvidar; ya sus problemas y aflicciones habían pasado y en su corazón no había rastro de amargura. A su segundo hijo le llamó Efraín “fructífero”, y su expresión enmarca la experiencia en su nueva etapa: Dios me hizo fructificar en la tierra de mi aflicción.

El sufrimiento puede convertirte en una persona quejumbrosa, amargada, frustrada, estéril, arruinada, acabada. O puede servir para madurarte, edificarte, bendecirte y para que seas una persona que lleva mucho fruto. Tú decides como afrontar tu aflicción.

Olvidando  ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Los comentarios están cerrados.

meditaciones 17
meditaciones 18
meditaciones 22
meditaciones 53
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición