La supremacía de Cristo

meditaciones | 12/09/2020 1:00 am | Rosalba de Asprilla | 93

Por: Anagreey Domínguez

Colosenses 1:15 y 19

El apóstol Pablo escribe esta carta a los hermanos de Colosas, ciudad situada en Asia Menor muy cercana a Éfeso, en medio de situaciones que amenazaban la vida espiritual de aquella iglesia que se estaba levantando.

Las falsas enseñanzas como el “gnosticismo”, que era un sistema filosófico que exaltaba el conocimiento de ciertos misterios divinos como el camino para obtener la salvación y que quería reemplazar la posición central de Jesucristo, no solo se presentaba este reto para aquella iglesia en crecimiento, sino, ciertas exigencias como la circuncisión, prácticas estrictas y legalistas que eran tradiciones judías y no bíblicas.

Epafras, como dirigente de la iglesia de Colosas decide informar al apóstol de aquella situación, y fue el suficiente motivo para que Pablo escriba una carta, exponiendo el verdadero carácter y la gloria del Señor.

Pablo rechaza esas herejías y falsas doctrinas, enseñando que Cristo es el Salvador personal de nuestras vidas, el creador de todo, el que venció la muerte, la cabeza de la iglesia, el Señor del universo y que por medio de su obra redentora podemos ser reconciliados con Dios.

Cristo es superior, a toda filosofía humana…

Cristo es superior al pecado que nos asedia, es superior a las tradiciones que muchas veces quieren aprisionar a los hombres con sutilezas, es superior a nuestra humanidad que día a día nos confronta, es superior a las leyes y los decretos que nos condenaban, es superior a todo principado y toda potestad que se levante en nuestra contra, es superior a toda enfermedad y todo mal diagnóstico, es superior al estrés y a los problemas financieros, Cristo es la imagen, la representación y manifestación del Padre y en Él esta toda su plenitud.

Cuan Maravilloso  es este regalo, que para muchos es un misterio y a nosotros se nos ha revelado, para vivir una vida centrada en la supremacía de Cristo y creer que en Él estamos completos y no necesitamos más, es creer que la capacidad que se necesita para alcanzar las metas y una vida con propósitos proviene de Él.

Mira a Cristo y deléitate en la grandeza de su ser, asómbrate ante la grandeza de su poder y de su persona.

Los comentarios están cerrados.

meditaciones 17
meditaciones 18
meditaciones 22
meditaciones 53
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición