¿HACÍA DÓNDE ESTÁS MIRANDO?

meditaciones | 18/09/2020 12:12 am | Rosalba de Asprilla | 53

Por: Dámaris de Concepción

Ezequiel 1:1 “Aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes, que estando yo en medio de los cautivos junto al río Quebar, los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios”.

La escena que enmarca este momento en la vida de Ezequiel es de cautiverio, de dolor y de poca esperanza. Este joven sacerdote es llevado prisionero a la tierra de Babilonia junto con el grupo de judíos en la segunda deportación, siendo situados junto al río de Quebar.

Ezequiel fue instruido para ejercer el ministerio de sacerdote, podríamos decir que ese ministerio en este momento estaba truncado, ya que estaba lejos del templo; rodeado de lamento, queja y llanto como lo podemos ver en el Salmo 137:1 “Junto a los ríos de Babilonia, allí nos sentábamos y llorábamos, acordándonos de Sion. Sobre los sauces, en medio de ella, colgamos nuestras arpas”.

¿Qué contraste encontramos en las expresiones de un pueblo abatido, con las manos caídas, paralizados y el corazón apesadumbrado, a la experiencia extraordinaria que estaba viviendo Ezequiel, que al mismo tiempo escribió: los cielos se abrieron, y vi visiones de Dios”?

Para Ezequiel ver los cielos abierto tuvo que dejar de mirar su condición y levantar su mirada, tuvo que olvidarse de su alrededor y ver más allá de lo que tenía al frente, tuvo que dejar de ver sus limitaciones para poder ver la gloria de Dios. ¿Y tú, hacía dónde estás mirando?

Los comentarios están cerrados.

meditaciones 31
meditaciones 21
meditaciones 17
¿Nos permite orar por Ud? Enviar Petición